Saltar al contenido
sillonesdejardin.com

Sillas de jardín

Las sillas de jardín forman importante parte de nuestro mobiliario de exterior. Por eso, te presentamos las mejores sillas de jardín del mercado, para que elijas la que mejor se adapta a tu espacio.

Mejores sillas de jardín de 2021:

Tipos y modelos de sillas de jardín: Pros y Contras

Si bien, a la hora de elegir nuestras sillas de jardín tenemos que tener en cuenta aspectos como los materiales, el mantenimiento o incluso el precio, existen otros factores que no estaban tan presentes en los sillones de jardín y que nos ahorrarán futuros problemas si no elegimos la silla adecuada. Nos referimos al espacio, dependerá si son sillas para un jardín amplio, sillas para terrazas o sillas para un balcón pequeño. Es interesante si contamos con un pequeño espacio que las sillas elegidas ofrezcan la posibilidad de plegarlas y poder colocarlas en otro lugar.

Si además vamos a desplazarlas a menudo, será igualmente importante el peso de estas sillas, por lo que deberá ser tenido en cuenta el material que elijamos.

Teniendo en cuenta lo anterior, vamos a ver qué nos ofrece el mercado:

Sillas de jardín de fibra trenzada:

Este tipo de sillas no suelen ser plegables. No obstante si es algo que no nos importa son una buena elección ya que son económicas, muy resistentes al agua y al sol, y su limpieza es sencilla, agua y jabón.

La podemos calificar como la mejor silla de jardín calidad-precio.

Este tipo de material también permite utilizarla como silla de terraza, no obstante dependerá del espacio que tengamos, ya que como hemos dicho anteriormente, no suelen poder plegarse.

Sillas de jardín de madera:

Al igual que ocurre con los sillones de jardín, la madera elegida debería ser madera teca. Esto permitirá a nuestras sillas de jardín aportar estilo, sin obviar que son muy resistentes a la lluvia y a la luz y algunos modelos pueden plegarse.

Este tipo de sillas de jardín son una buena opción si no nos importa gastar algo más, aportando estilo a nuestro jardín o terraza.

Sillas de jardín de aluminio:

El aluminio nos ofrece como principal ventaja poder adquirir una silla de jardín ligera y resistente, por lo que si queremos desplazar la silla de un sitio a otro de forma habitual, la silla de jardín de aluminio podría ser la que nos venga mejor.

Silla de jardín de plástico.

Normalmente realizadas con resinas, similares a los que se encuentran en muchos bares, no obstante, en la actualidad existen gran variedad de diseños que pueden encajar en nuestro espacio. Una silla de jardín de plástico puede ser la mejor opción si buscamos algo muy económico, fácil de limpiar pero con ciertas limitaciones en durabilidad y resistencia al tiempo.

Silla de jardín de acero inoxidable.

Ofrecen estabilidad y robustez, no obstante son algo delicadas en cuento a su mantenimiento ya que con la humedad puede aparecer óxido.